#OrigiReto2020 Enero: El camino sombrío

Era invierno y el bosque estaba recubierto de un blanco deslumbrante. Alba e Irina caminaban cogidas de la mano.

La idea había sido de Irina, decidieron salir del orfanato para investigar los alrededores. Ambas habían llegado no hace mucho y no conocían a nadie. Tan solo habían oído que estaba prohibido salir al bosque de noche.

Irina es la mayor, tiene doce años recién cumplidos. Es alta y de carácter extrovertido. Siempre está metiéndose en problemas. Es rubia y de ojos marrones. Iba vestida con unos vaqueros negros y un abrigo morado.

Alba en cambio tiene diez años. Le gusta pasarse el día sola leyendo. Es pelirroja y tiene los ojos azules. Para la edad que tiene es bajita y muy madura. Lleva unos leggins negros y un abrigo de color azul, el cual realza sus ojos.

—Irina, ¿de verdad que no va a pasarnos nada?

—Ten fe, solo vamos a dar una vuelta, a medianoche estaremos durmiendo.

Caminaron durante una hora, mirando a su alrededor encandiladas por el paisaje. Estaban rodeadas de pinos, lo que recordaba ligeramente a la Navidad. Eso las entristecía ya que no tenían familia y por eso habían decidido rebelarse.

A un lado del sendero se cruzaron con una anciana que parecía necesitar ayuda. Apenas medía metro y medio, tenía el pelo cano recogido en un moño y cojeaba mucho.

—Alba, ¿crees que deberíamos acercarnos?

—No lo sé, quizá necesite ayuda. Me da pena, tan mayor y sola en el bosque, igual se ha perdido. De todos modos, no creo que nos pongamos en peligro por ayudarla.

Se acercaron con curiosidad al claro en el que se encontraba la anciana.

—Disculpe, señora. —dijo Alba— ¿Está bien? ¿Necesita ayuda?

—Iba camino a mi casa, ¿queréis venir a tomar una sopa? Hace demasiado frío como para que os quedéis a la intemperie. Por cierto, me llamo Josefa.

—No se preocupe, ya volvíamos a casa. Solamente estábamos dando un paseo antes de dormir.

—Niñas, venid. Ya es tarde y este bosque está lleno de criaturas sombrías como licántropos.

—Irina… esta señora me está dando escalofríos, creo que es hora de volver al orfanato —susurró Alba.

La anciana murmuró unas palabras que sonaron a amenaza y desaparecieron las tres. Estaban en una cabaña sombría, se veían roedores en las esquinas.

—Todo el mundo rechaza mi ofrecimiento. Creo que no es tan malo, al fin y al cabo, solamente quiero algo de compañía. Estoy sola. Mis hijos se fueron de casa tachándome de loca y no he vuelto a verlos.

—No me extraña, —dijeron las dos niñas a coro.

—Vamos, quitaros los abrigos que voy a encender la chimenea para que podamos entrar en calor. ¿Preferís la sopa de cebolla o la de pollo? Además, tengo dulces para después. Lo único que tienen de bueno estas fechas, son que al salir a comprar regalan turrón.

—No me gusta el turrón. Soy alérgica a los frutos secos. Además ya hemos cenado, Josefa.

—De verdad, lamentamos su soledad y podemos venir a visitarla de vez en cuando, pero debemos irnos o nos echarán en falta.

—Supongo que no tendré más remedio que dejaros marchar… —suspiró—. Quería coceros, pero creo que hoy en día eso lo ven mal…

—¡Cocernos!

Se miraron extrañadas y no pararon de correr hasta llegar a la puerta del orfanato. Es un edificio de piedra. Da cabida a treinta niñas y seis encargados en total. Además, también viven allí la cocinera, el jardinero y el chico de los recados. Había dos personas con gesto preocupado. Se habían metido en un problema por saltarse el toque de queda.

—¿Se puede saber dónde estabais, señoritas? Llevamos media hora buscándoos. Mañana os dedicaréis a limpiar el comedor como castigo, ¿entendido? Y derechitas a la cama sin hablar, que es muy tarde y los demás están durmiendo, —dijo Javier.

—Javi están muy asustadas y creo que no lo harán de nuevo. La reprimenda puede esperar hasta mañana. Estoy segura de que se arrepiente, ¿a que sí? ¿Estáis bien? ¿Os ha pasado algo?

—Lo sentimos, Javier. Lo sentimos, Emma, —dijeron a dúo.

—Ha sido idea mía. Estaba muy triste porque es Navidad y quiero a mis padres. Le dije a Alba si me acompañaba a dar una vuelta al bosque y se nos hizo tarde. No volverá a ocurrir.

Después de recibir un abrazo de cada uno, se fueron en silencio a sus respectivas habitaciones.

—Alba, no pienso volver a salir de noche al bosque. No ha sido buena idea, he pasado mucho miedo. Siento haberte metido en esto.

—A mí, lo que me ha dado lástima ha sido la anciana. Aunque que nos haya hecho desaparecer me ha asustado. Eso solo lo he leído en los libros de la biblioteca. Estaba muy sola, sus hijos la han abandonado. No tiene familia, como nosotras.

—Supongo… Buenas noches.

—¿Si tengo pesadillas puedo ir a dormir contigo? Por favor…

—Sabes que sí, Alba.

Después de ponerse los pijamas, cogieron sus muñecos y se metieron debajo de las mantas, ya que hacía muchísimo frío. El invierno allí es helador.

Se quedaron dormidas pensando en que la soledad es un sentimiento horrible, pero también en que no debían fiarse de los extraños. Cuando se durmieron se oía el canto de las criaturas del bosque y un aullido a lo lejos.

 

¿Qué es el OrigiReto?

Aquí os dejo las entradas de Stibyy Katty en las que explican las normas, cómo apuntarse y la lista de objetivos y objetos. Para resumir, se trata de un reto de escritura creativa en el que hay que publicar un relato al mes cumpliendo diferentes objetivos e incluyendo elementos de las listas.

 

Objetivos cumplidos del mes:

  • Objetivo principal: Escribe un cuento con enseñanza
  • Objetivo secundario A (Cuentos y Leyendas): Hansel y Gretel
  • Objetivo secundario B (Criaturas mágicas): Licántropos
  • Objetos ocultos: La nieve y la magia.
  • Objetivo anual: La historia está protagonizada por una mujer, en este caso una niña
  • Palabras: 883
  • Datos curiosos: Cumple el test de Bechdel

 

18 comentarios sobre “#OrigiReto2020 Enero: El camino sombrío

  1. ¡Me ha gustado mucho! Aunque el cambio de un tiempo verbal a otro en algunos momentos me ha sacado un poco del relato. Este es un buen inicio de año para ti 🙂 Lo que más me ha gustado ha sido la ambientación, aunque me ha dado frío 😀

    Me gusta

  2. Con la descripción del escenario me he transportado a los típicos montes gallegos con su pueblo incomunicado por la nieve en las épocas más frías, solo le faltaban meigas para sentirme como en casa.
    Irina y Alba son dos seres muy inocentes al principio, pero luego aprenden por una mala experiencia. ¿A quien no le ha pasado eso?
    Espero que este sea el primero de muchos relatos y que no abandones la pluma.

    Me gusta

  3. ¡Hola, Irati!

    Bueno, tú cuento me ha dado un pelín de sustico. 😂 He creído que la anciana era un skinwalker 😂 pero no, resulta que solo era una viejita bruja. 😂😂😂 Lástima.

    Las descripciones de Irina y Alba me gustan mucho, mucho. No sé, me han parecido un plus muy chévere. Su relación, boeno, al principio creía que eran novias –ojalá–, pero luego leí que son bebés y no, por ahora solo son las best friends. 😍 En general, no me ha parecido que cumpla la consigna de un cuento, no le leo ese aire etéreo e infantil de los cuentos 🤷🏽 pero seguro es manía mía que soy una chica Disney. 💋 La ortografía está muy bien, aunque hay ciertas fallitas en los diálogos. Sí para el relato de febrero vas a buscar betas, avísame. 😉

    ¡Besos!
    Carly.

    Me gusta

  4. ¡Hola!

    Me encanta los tropos en el terror, sobre todo cuando les personajes hacen algo peligroso y encima dicen “no deberíamos estar aquí”. Ha sido entretenido, la verdad, aunque tengo que apuntar algunas cosas: en varios momentos cambias el tiempo verbal de pasado a presente y resulta confuso porque no queda claro en qué momento sucede la historia; yo optaría por usar sólo uno u otro.
    Por otra parte, siento en falta más… gesticulación, más ambientación y, sobre todo, respuestas emocionales y sensoriales al estar en un sitio en el que no deberían; especialmente cuando se encuentran a una señora salida de la nada en mitad de un bosque de noche o cuando les trabajadores del orfanato las regañan (digo yo que en sus caras tendrán expresiones de enfado, por ejemplo, acentuadas por un ceño fruncido). Esto podría solucionarse, añadiendo narración en las acotaciones de los diálogos para tener una idea visual de cómo reaccionan, cómo se comportan. No suena… “natural”. Es decir, del mismo modo que describes su apariencia física, también puedes describir sus gestos, su postura corporal, sus emociones, etc., para lograr conectar con ellas.

    Por último, quiero señalar que en algunos diálogos como éste “—No me extraña, —dijeron las dos niñas a coro.” pones una coma antes de la acotación y está mal. Es conveniente hacer una pequeña revisión antes de publicar o que lo mire otra persona sobre todo para pillar estas cosillas.

    Bueno, no está nada mal para ser el primer relato ^^

    ¡Un saludo!

    Me gusta

  5. «—¿Si tengo pesadillas puedo ir a dormir contigo? Por favor…

    —Sabes que sí, Alba.»

    Me ha parecido cuquísima esa parte.

    Las niñas son muy adorables y me ha parecido bastante original poner a alguien de ese rango de edad como protagonista. La única pega, quizás, es que a veces los diálogos me parecen muy ¿elevados? para alguien de esa edad. No sé si unas niñas tan pequeñas manejarían tanto vocabulario, aunque dices que a Alba le gusta mucho leer (me he identificado mucho con eso de ser bajita y su pasión por la literatura).

    Hay varios elementos del relato que casan muy bien con lo típico de estas historias. Por ejemplo, que las niñas digan al principio que creen que es peligroso andar por el bosque, pero que sigan con la aventura aun así. Muy característico de fábulas o de historias de terror. Lo mismo digo de la anciana: parece que tiene buenas intenciones e insiste muchísimo para que se fíen de ella, pero luego resulta ser malvada. Felicidades por reflejar esos tópicos.

    Es un gustazo leerte por primera vez. Espero que disfrutes del reto.

    Un saludo 🙂

    Me gusta

  6. ¡Hola! Siento la tardanza en pasarme a leer.

    Me ha gustado mucho la historia, es muy bonita y tierna. Me encanta que explores la relación entre dos niñas huérfanas que, según me ha parecido, son casi como hermanas. También me ha gustado la ambientación, ese invierno frío y la navidad solitaria… un sentimiento con el que muchas personas se pueden identificar.

    Hay un par de momentos en que se nota el estilo “lista” y eso sí que es algo que creo que podrías pulir, pero solo es mi opinión. Con estilo “lista” me refiero a listar cosas, por ejemplo: había un árbol y nieve. Hacía frío. Era de noche”. Parece una lista de cosas.

    Felicidades por tu primer relato y concuerdo completamente con lo que te comentaron en el chat de que podrías añadirle 120 palabritas fácilmente si quieres. De todas formas, como está está bien, es muy bonito. ¡Hasta luego!

    Me gusta

  7. ¡Hola Irati! Enhorabuena por tu primer relato para el Origireto. Creo que has empezado con muy bien, mucho mejor de lo que piensas. Aun así, creo que una historia tan completa como la tuya podía haber llegado sobradamente a 1000 palabras. No obstante, cada cual hace el reto a su manera y admiro que ya a día 4 hayas sido capaz de publicar. Yo como siempre apuraré hasta el final… La historia me ha parecido muy tierna, los personajes son entrañables y la forma que tienes de narrar la historia hace que los quieras estrujar y achuchar. Como también he leído en algún otro comentario, me ha despistado la alternancia de tiempos verbales, creo que es una cosa a pulir para futuros textos, salvo que sea cuestión de estilo en cuyo caso me tocará adaptarme, porque me pone algo nervioso ^_^`. Se me ocurren varias formas de haber estirado un poco esta historia, al fin y al cabo 120 palabras no es nada. Una sería dándole un poco más de bola a la bruja, que la dejan tirada al oír la palabra “cocernos” y no se vuelve a saber más de ella. Podías, por ejemplo, haberte regodeado más en esa charla, haber dado alguna descripción más completa de la bruja, de sus intenciones o hasta de sus sentimientos, ya que hay una lucha interna entre sus deseos y lo que la sociedad pensaría de ella si se las come. Otra forma de hacerlo habría sido, por ejemplo, un epílogo, escribir un aparte una vez termina la historia donde se aclare qué ocurre con la bruja, si por ejemplo decide ceder ante la presión social y dejar de ser bruja y montar una casa de comidas o cualquier cosa o por el contrario el que la dejen tirada hace que sea más mala que mala y se quede elaborando un plan maléfico para comerse a todos los niños del orfanato. Esto son solo ejemplos, para que veas que toda historia es estirable sin necesidad de trastocarla apenas. En cualquier caso, y quitando alguna cosilla a pulir, me parece una historia genial y solo puedo felicitarte por ella. Muy buen trabajo.

    Raúl – Kalen

    Me gusta

  8. ¡Hola Irati! Mi primer comentario del año es para ti. Me ha gustado el relato y la vuelta que le das al cuento de Hansel y Gretel, me parece que resuelves el objetivo de una forma muy original. La única pega que le veo es que deberías repasar la concordancia de los tiempos verbales, ya que mezclas pasado y presente durante todo el relato. Por lo demás está genial y la moraleja de no hablar con extraños muy bien actualizada y nunca suficientemente repetida, que no aprendemos. ¡Felicidades por el relato!¡Buen estreno en el Origireto2020!

    Me gusta

  9. Hola Irati, a mi también me ha gustado tu cuento. Escribes muy bien! Es fácil entrar en los ambientes que describes y sentirlos internamente.
    Hay una parte en la que no entiendo demasiado bien lo que ocurre. Se encuentran a la viejecita Josefina por el camino, y de pronto se encuentran en una cabaña. ¿Se han teletransportado? Al ser Josefina una bruja podría ser plausible pero no me ha quedado claro.

    Un saludo y nos leemos!

    Me gusta

  10. Felicidades Irati, buen inicio en el OrigiReto2020. Es un cuento que lleva intrínseco varias moraleja, entre las más significativa: El miedo a la soledad, la ausencia de amor paternal y la disciplina elementos que se destacan en tu cuento. En cuanto a los tiempos verbales, yo suelo hacerlo, pero no todos logran adaptarse al leer y he tenido que variar un poco eso al escribir, pero al igual que tú me gusta jugar con los tiempos, considero que no se tiene porque ser tan radical, al escribir. Hoy en día creo que es hora de que se rompan paradigmas. Afirmo que podríamos buscar una forma de presentar los diferentes tiempos, algo así como avisar al lector, por ello el tips que te doy si te agrada escribir así es utilizar subtítulos, aunque realmente son “cosas mías” . Considero que si tenemos un estilo y lo sabemos llevar,pues es lo importante y aquí lo significativo es que guste lo que escribimos. El gran problema son siempre ” las benditas leyes gramaticales” eso limita la creatividad y encasilla mucho. No obstante, debemos seguir reglas y pues ver como las rompemos,sin que se den cuenta, jajaja, estoy segura que habrá maneras de hacerlo. Bienvenida y ánimos que puedes ampliar el relato, aún hay tiempo.

    Me gusta

  11. Hola.
    A ver, detecto algunas dificultades o problemillas. Seguro que acabarás puliendo los, porque como cuento infantil, tiene potencial.

    Por un lado, la voz del narrador cambia varias veces de tiempo verbal. Elige uno con el que te sientas cómoda contando la historia. Creo que para un cuento, en tercera persona y en pasado estaría bien, pero elijas el que elijas, sigue lo en todo el relato.

    La ambientación esta bien. Un poco más de profundidad, de matices en la descripción de personajes y acciones tampoco le vendría mal. Pero sin pasarse, lo justo para que la narración gane, pero manteniendo el tono de cuento y acorde a la edad y circunstancias de las protas y personajes.

    Cuando vuelven al orfanato, mencionas a un tal Javier, pero no aclaras quién es, si el jardinero o un maestro, un guarda… Y habla con otra persona, que no sé porque, le he asignado que es una mujer. Pero no citas ni su nombre ni su cargo. Simplemente de ese tramo, podrías sacar bastantes de las palabras que te faltan para las 1000.

    Luego hay un poco de Deus ex machina en la interacción con la anciana. Hemos querido entender que lo que murmura es un conjuro de teletransporte. Vale. Pero luego llega lo de la cocción, en plan: os iba a cocer. Ay, no. Bueno, vale… “Irse”, y se van casi apareciendo en el orfanato.

    Creo que en ese pasaje tienes otro filón para meter palabras, entrando más al detalle y con más emociones tanto de las crías como de la anciana.

    Y ya está. Esperó no lo tomes a mal. Como te decía, tiene potencial y solo necesita madurarlo un poco. Seguro que el Origireto aprendes muchas cosas, y cuando compares los primeros escritos con los últimos, verás la evolución. Ánimo.

    Me gusta

  12. Hola, Irati.

    Me ha encantado este relato porque uno se puede poner rápidamente en la piel de Alba e Irina, y la relación entre ambas solo puede transmitir una cosa: ternura. Has hecho una buena adaptación de Hansel y Gretel. Eso sí, vigila con algunas erratas y con los tiempos verbales en la voz narrativa.

    Nos leemos los próximos meses porque sin duda me gusta mucho tu forma de narrar.

    Me gusta

  13. ¡Holi!

    Para alguien que dice que se siente poco cómoda con el relato, creo que te ha quedado bastante bien, la verdad. He visto que en otros comentarios te han mencionado ya algunas cosillas, así que voy a intentar proporcionarte algo de crítica constructiva diferente a la anterior, aunque debo decir que concuerdo tanto con lo de que las protagonistas son muy adorables como con lo de los tiempos verbales.

    Hablando de cosas nuevas: me ha encantado cuando había descripción con sentidos ajenos a la vista. Describir usando los 5 sentidos es una técnica avanzada de literatura que habitualmente no suelo encontrar, especialmente no en relatos, y cuando hablabas de, por ejemplo, la sensación de frío, quedaba muy bien.

    Mi principal problema es, precisamente, el reverso de esta moneda. Hay mucha descripción visual, especialmente aportada en bloque y sin que sea relevante. Aprender a aportar los detalles cuando son necesarios es una tarea difícil y que requiere práctica, pero que mejora muchísimo los relatos. En lugar de una descipción así en bloque al principio, con detalles que quizá no son importantes, especialmente para un relato, podrías ir añadiendo detalles y, además, ir usando los 5 sentidos a lo largo del relato para dar una descripción más útil, más bonita y que te ayudaría a cohesionar el relato a la vez que le das más palabras.

    En resumen, siento el tochaco. ¡Bienvenida al OrigiReto y enhorabuena por tu primer relato!

    Me gusta

  14. Hola Irati! Te pido disculpas por haber tardado tanto en pasar a comentar, pero ahora ya con tiempo, puedo escribirte acerca de tu relato.
    Primero que todo, me ha gustado mucho, ya que inspiraste bien la temática del cuento de Hansel y Gretel. A su vez me ha encantado como se relacionan las huérfanas, en esta relación de amigas-hermanas que nace de esta sensación de protegerse debido a las circunstancias y que se refleje cuando están con la bruja.
    Si concuerdo con Kalen, en el hecho de haber alargado un poquito mas el cuento, para así lograr las 1000 palabras, pero para ser el primero relato y publicarlo a los 4 días de inicio del mes es para felicitarte, ya que yo siempre alargo a los últimos días, no siendo la mejor opción.
    Si te aconsejo revisar algunos tiempos verbales, pero lo demás a mi gusto esta perfecto.
    Felicitaciones y nos seguimos leyendo
    Saludos desde Chile.

    Me gusta

  15. ¡Holis Irati!

    Tu relato me ha parecido super bonito y tierno. Me encanta leer a niñas y niños teniendo aventuras, porque siempre dan un punto más fresco e inocente que los adolescentes o los adultos a la hora de contar una historia a través de ellos.

    El consejo que tengo es que intentes dosificar las descripciones y contarnos sólo la información más relevante. Te quedaste lejos del límite máximo de palabras, pero por si acaso te extiendes mucho en el próximo, intenta darnos la información más relevante. Por ejemplo, el carácter de Irina y Alba es mucho más importante, para que nosotros como lectores podamos empatizar con ellas, que lo que llevan vestido.

    Me ha gustado mucho también la parte de la bruja. “Quería coceros, pero creo que hoy en día eso lo ven mal…” me ha hecho mucha gracia.

    En líneas generales es una historia bonita y satisfactoria de leer.

    ¡Un saludo!

    Me gusta

  16. ¡Hola! Perdona, sobre todo, llegar tan tarde para comentar tu relato. En general es divertido e interesante, me ha gustado que Josefa sea una mujer tan interesante que al menos admita que cocer niñas ya no está muy bien visto por la sociedad. Al relato le faltan algunas cositas, como demasiada explicación en algunas cosas y eso le falla un poquito el ritmo, pero son detalles menores que tampoco empañan la experiencia. En fin, no me enrollo más que he tardado la vida en poder leerlo.

    Un abrazo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s