Entrevista: Sonia Lerones

En primer lugar, darte las gracias por acceder a responder esta entrevista, Sonia. Sonia Lerones es la autora de La chica del corazón de aguaLa posada ShimaFugitivo. Estoy muy ilusionada. Además de porque vas a inaugurar la sección de entrevistas, porque llevo hablando contigo ya un tiempo por redes y me pareces una persona maravillosa.

Dicho esto, ¿empezamos?

 

1.Para empezar, dando contexto a la gente que no haya leído La chica del corazón de aguaaún, ¿con qué tres palabras definirías esta novela y por qué?

Depresión, esperanza y amistad.

He elegido estas tres palabras porque creo que son el eje principal de la novela. Obviamente la depresión porque es la enfermedad mental que sufre la protagonista, la esperanza porque es el mensaje que quiero transmitir y la amistad porque será clave para el transcurso de la historia.

 

  1. ¿Qué te inspiro a escribir sobre estos temas que consideramos tan importantes? ¿Crees que es necesario que haya más visibilidad?

Yo siempre escribo sobre lo que veo a mi alrededor. Sobre lo que creo que se debería cambiar, normalizar o poner el foco. Sobre las enfermedades mentales no se habla, se estigmatizan y casi ridiculizan a la persona que las sufre.

Escribir esta novela era aportar mi granito de arena para que dejasen de ser un tabú o que se dejase de banalizar el término de la depresión. Se debería de hablar mucho más de esto, tener más referentes, y no solo para las personas que las sufren, sino también para su familia y círculo cercano, para que puedan comprenderlo mejor.

 

  1. ¿Desde cuando llevas escribiendo? ¿Qué fue lo que te motivó a empezar?

Llevo escribiendo desde siempre. En mi adolescencia se potenció dado que era una chica algo melancólica y me servía como mecanismo para desahogarme.

Mi hermana mayor leía mucho y también escribía, así que imagino que gracias a ella yo también me interesé por ello. Aunque ahora considero la escritura como una necesidad.

 

  1. ¿Cuáles son tus mayores influencias? ¿Cuáles son tus autores preferidos? ¿Y libros?

No sabría decir en concreto quién me ha influenciado. Todos somos lo que leemos, y en mi vida al final he leído bastante. Sí que es cierto que, de un tiempo a esta parte, me inspiran mucho las autoras españolas de juvenil. Los temas que tocan, cómo interactúan con su entorno, su sororidad.

Unas autoras que adoro son Andrea Tomé y Alba Quintas por su manera de escribir, de dar visibilidad, de poner el foco en diferentes temas muy importantes. Matilde Asensi también me gusta mucho, Rolly Haacht, Arantxa Comes, Aintzane Rodríguez, rupi kaur…

De libros, mis favoritos de todos los tiempos son: Frankenstein de Mary Shelley, Wicked, memorias de una bruja mala de Gregory Maguire y Fangirl de Rainbow Rowell. La saga de The Raven Boysde Maggie Stiefvater me fascina.

 

  1. ¿Eres escritora de mapa o de brújula?

¡Brújula! Cuando la historia lleva más de la mitad sí que planifico cosas de la trama, pero dejo que fluya. Eso sí, imprescindible siempre una libreta al lado con la documentación, la info de los personajes…

 

  1. ¿Cuándo decidiste escribirLa chica del corazón de agua? ¿Qué te impulsó a ello?

Comencé a escribir unos cuantos párrafos en una libreta para expresarme, así nació la novela. Estaba intentando hablar por primera vez sobre lo que estaba sufriendo y dado que las palabras no salían de mi boca, tuve que ponerlas por escrito. Después creció y se convirtió en no solo un canal de comunicación, sino en un espejo donde verme reflejada por primera vez. Tardé tantos meses en saber lo que me ocurría, que necesitaba crear un referente. Por eso creo que es importante que las editoriales apuesten por este tipo de novelas, porque alguien puede estar pasando por lo mismo y no saberlo, o saberlo, pero no verse identificado en lo que la gente generalizamos que es esto o aquello. No recuerdo la fecha exacta en la que empecé a escribir esta novela, pero creo que fue en el verano de 2016 y la acabé en agosto de 2017. Terminarla fue para mí como una catarsis.

 

  1. ¿Por qué decidiste hacer la lectura conjunta?

Las lecturas conjuntas me apasionan. Solo hago una por novela, pero me llenan muchísimo. Ver a varias personas comentar e interactuar entre ellas dependiendo de lo que va ocurriendo en el libro es muy interesante. Me divertí especialmente con esta por la exaltación que había con uno de los personajes al que todo el mundo quería matar o torturar. Con La posada Shimahubo quizá más lloros, algo más de drama.

 

  1. ¿Puedes contarnos alguna curiosidad sobre el proceso de escritura o sobre los personajes?

Puedo contar que el nombre de Petra surgió al comienzo dado su significado (piedra) y lo que le iba a ocurrir al personaje en la historia. Para el nombre de Ían, Jairo y Leroy pregunté por Twitter nombres de chicos y me gustaron esos tres. Manuela se llama así en honor a un tío de mi pareja que ya no está con nosotros.

También se me metió entre ceja y ceja que Petra debía apellidarse Prisloo y, a la hora de buscar de dónde procedía ese apellido inventado, descubrí que era de un lugar muy concreto de África. Tuve que crear un contexto adecuado en su familia solo por ese capricho.

 

  1. ¿Cómo te sentiste cuando te dieron el sí, para publicarte?

En este caso, abrumada. Con La posada Shimame sentí muy feliz y di mi respuesta enseguida. Pero esta era una historia distinta, quería que se entendiera, que estuviera bien escrita, que diera el mensaje esperanzador que buscaba. La responsabilidad me aplastó durante semanas y sentí mucha angustia, pero ahora que ha volado y que sé que ha tocado a algunas personas, me siento muy satisfecha.

 

  1. ¿Puedes contarnos qué tienes entre manos ahora?

Ahora mismo estoy con un proyecto que está haciendo que me replantee muchas cosas, como por qué me empeño en situar mis historias en la otra punta del mundo. Con La posada Shimafue en Japón, con el #ProyectoEuphoria es en Corea del Sur. La documentación es un proceso largo en el que recabas mucha información de la que luego solo te sirve un cuarto. Pero estoy aprendiendo mucho. Esta historia va sobre una amistad rota por un incidente. Cuando uno de esos amigos regresa a su ciudad natal, se reencuentran todos, pero ya nada es lo mismo. Hay heridas abiertas que deben ser cerradas y rencillas que no serán fáciles de superar.

 

  1. Y como última pregunta. ¿Qué consejo le darías a alguien que está escribiendo o quiere escribir?

Que escriba y que lea mucho. Muchísimo. Haciendo esas dos cosas podrá mejorar y ponerse nuevos retos. Que no se desanime, que no tire la toalla si es lo que verdaderamente le gusta. Más allá de buscar publicar, debe de disfrutar con lo que hace.

 

Y ahora vamos a hacer un juego para hacer esto más ameno. ¿Has oído del juego Casar, besar o matar? Pues bueno, vamos a ello.

Primera ronda: Petra, Jairo e Ian.

Esto es de ser muy mala, malísima. No puedo matar a ninguno de estos tres. Me casaría con ellos y viviríamos todos juntos en un maravilloso ático con vistas al mar.

Segunda ronda: Bruno, Sebastian y Sasha.

Aquí lo tengo clarísimo: me casaría con Bast, besaría a la prima y mataría a Bruno.

Tercera ronda: A tu elección. 

Como es a mi elección, me casaría con Jairo, besaría a Petra y no mataría a nadie porque matar está mal jajajaja
Agradecerte haber venido a este rinconcito para aportar tu punto de vista como escritora. Ojalá pueda seguir leyéndote ya que tengo por ahí La posada Shima. Nos seguiremos viendo por redes.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s