Decisiones difíciles y salud mental

Hola, lectores.

La entrada de hoy no es de felicidad, es de tristeza. De las decisiones difíciles que hay que tomar por nosotros y por otros seres vivos. De la importancia que tiene la salud mental y la influencia que esta puede tener en la salud física.

Si habéis leído mis entradas anteriores, sabréis que he estado en Francia para que me diesen a mi perro guía, pero finalmente no ha sido posible.

Yo soy una persona que sufre de un trastorno generalizado de la ansiedad. Cuando esta está más alta de lo normal, mi cuerpo lo psicosomatiza poniéndome muy enferma.

Llegué el lunes a la fundación y noté que poco a poco se me iba cerrando el estómago. El lunes apenas hicimos nada. Por la mañana tuvimos la presentación del curso y por la tarde nos dieron nuestro material.

El martes me desperté con muchísima ansiedad y no podía probar bocado, todo lo echaba. Tuve que dejar de trabajar. Cada vez mi estado de salud iba a peor hasta que el  jueves decidieron ingresarme.

A todo esto he de decir que yo la noche en el hospital y todo el proceso lo pasé sola.

De madrugada llegaron mis padres a Avignon aunque no pude verlos hasta las diez de la mañana del día siguiente cuando el médico me dio de alta.

Fuimos a la fundación y me pidieron que me quedase hasta el lunes y yo les dije que sí, pero por dentro seguía mal. Sentía que algo no iba bien, cada vez que veía a Ness, la que iba a ser mi perra, tenía sentimientos encontrados. Por un lado yo amaba a la perra, era muy buena, su manera de guiar era muy delicada y es que la amo, pero por otro me veía a mi en un futuro cuando saliera de la escuela y no me veía capaz de hacerme cargo de otro ser vivo, no aún. Entonces, hablé con mis padres y les conté mis inquietudes. Y decidimos que lo mejor sería dejarlo para el año que viene.

El año que viene cumplo 18 y podré solicitarlo aquí en España.

La reflexión que quiero dejar es que hay que hacer caso a lo que nos dice nuestro cuerpo. Porque muchas veces el cuerpo nos dice lo que la mente no es capaz de asimilar.

6 comentarios sobre “Decisiones difíciles y salud mental

  1. Hola comprendo lo que quieres decir yo soy una persona con autismo tenia trece años cuando me diagnosticado con síndrome de asperger una forma de autismo de alto funcionamiento donde mis capacidades cognitivas son como la de cualquier persona sin embargo tengo problemas con la parte de interacción social ya que no logro comprender el comportamiento de las personas y normalmente es a través de lo que me han enseñado los doctores de los distintos tipos de comportamiento que tiene una persona que he podido salir adelante. Debido al autismo soy una persona con rutinas establecidas y cualquier alteración de ella me lleno de ansiedad y me angustio, cundo suelo enfermarme no altero mi rutina aunque me este muriendo sigo con lo que tengo que hacer se que esta mal ya que si necesito descansar debo hacerlo es una constante lucha porque vivo gran parte de mi vida llena e ansiedad y angustiada porque la vida no es estática como me gustaría que fuera ni predecible pero sigo adelante con lo que tengo y espero que estés bien y sigas adelante. Te deseo lo mejor y animo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Eso mismo me pasa con la ansiedad. Alteré toda la rutina y al hacerlo me llené de una ansiedad la cual no fui capaz de controlar y me enfermé.
      Si necesitas hablar aquí me tienes para cualquier cosa porque te comprendo aunque no tenga ni por asomo el mismo problema que tú.
      Estoy mejor y en un futuro lo pediré. Pero ahora no me veía mentalmente capaz para ocuparme de otro ser vivo.

      Me gusta

  2. Te lo dije entonces y te lo digo ahora. Tomaste la mejor decisión, aunque sé que te dolió, la querías, y ella iba a ser tu compañera, tu amiga, tu confidente, tu cómplice, pero la salud mental va primero, y si no te ves capaz, no pasa absolutamente nada. El año que viene lo solicitarás aquí, y verás que todo irá mucho mejor.
    Tiene que ser muy duro estar en un país en el que no entiendes el idioma, que al final tengan que ingresarte, pasar la noche sola sin poder decir a los médicos lo que necesitas…

    Me gusta

  3. Mi niña, sé lo duro y dificil que ha sido tomar esta decisión, pero creo que hiciste lo mejor, para ti y para el perro.
    Ahora toca recuperarse y ponerse bien. y coger fuerzas para estar mentalmente lista. Cuando llegue el momento de tener a tu perro, seguro que habrás aprendido de todo esto y estarás muchísimo más preparada.
    Un abrazo enorme.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s