La instructora vino un día a mi casa

Hola, lectores.

Lo prometido es deuda, y como os dije en la última entrada, hoy os traigo la estancia de mi instructora en mi ciudad y lo que pasó después.

El avión de mi instructora Céline llegaba el día 29 de abril del 2019 a las 13:30. Por lo cual, tuve la suerte de salir del instituto unas cuantas horas antes.

Primero le enseñé como era mi centro escolar. Es bastante pequeño, así que cuando mi padre se fue, volvimos a mi casa en metro. Estuvimos caminando como media hora.

Ella no había comido, así que comimos (sí, yo volví a comer de nuevo), y volvimos a la calle.

Tocaba ir al psicólogo que está en Bilbao, así que volvimos a coger el metro y después fuimos a mi academia de inglés que está en mi pueblo a exactamente más de 40 minutos andando desde la estación de metro.

Llegamos agotadas a mi casa y nos fuimos pronto a la cama porque al día siguiente teníamos que levantarnos a las 6:00 para acompañarla al aeropuerto y después mi padre me acercó al instituto.

Y ahora os preguntaréis, ¿pero y después?¿Cómo te enteraste de que podrías acudir al curso de este año?

Pues el mismo viernes de esa semana, lo recuerdo perfectamente, estaba en clase de informática sin hacer nada, mirando el correo. Me había llegado un correo diciendo que podría acudir a la clase de entrega de perros guía de julio del mismísimo 2019. Tuve la suerte de que me dieran esta oportunidad.

Sé que muchos adolescentes quieren tener un perro guía, pero lo que no saben es la gran responsabilidad que conlleva. Es cuidar de otro ser vivo, mantenerle en unas condiciones higiénicas adecuadas dado su derecho de acceso. Hay que llevarlo al veterinario y acarrear con su alimentación.

En esta escuela, nos han sometido a muchísima presión para saber quienes realmente estábamos preparados. Preparados para tener un perro guía, un compañero de vida desde ese momento hasta el final. Los instructores nos eligieron sabiendo que somos capaces de enfrentarnos a cualquier tipo de adversidad junto a nuestro perro. Que seguiremos las instrucciones al pie de la letra, algo muy importante. Porque es muy difícil educar a un perro guía, pero muy difícil maleducarlos.

 

Y junto a esta reflexión totalmente improvisada, me gustaría dejar claros varios puntos que considero importantes.

  • Nunca se debe alimentar a los perros guía y esto tiene un porqué. Nuestro perro puede tener alguna alergia y/o intolerancia a algún alimento. Si le dais comida y se pone enfermo, nosotros no vemos y no podemos saber qué le ha causado ese malestar. Y ya que estamos, por favor, aplicad esto a cualquier perro que veáis por la calle. Es muy importante.
  • Los perros guía tienen acceso a cualquier sitio menos a quirófanos, UCIs, UVIs y a bañarse en piscinas públicas. Pero al igual que ellos tienen esos derechos por acompañarnos, nosotros tenemos el deber de mantener la higiene cepillándolo a menudo y llevar el control veterinario al pie de la letra.
  • Y por último, pero la más importante y la cual más me canso de repetir aún sin tener perro guía. Nunca jamás hay que tocar a un perro guía cuando está trabajando. Siempre hay que preguntar, aunque esté tumbado o sentado. Esto es muy importante. El perro es nuestros ojos. Si le distraes de cualquier forma, puede desviarse de su objetivo y que ocurra cualquier tragedia. Así que lo más recomendable es que ignores la presencia de estos animales, tanto para el perro como para su usuario.
Anuncios

4 comentarios sobre “La instructora vino un día a mi casa

  1. me parece una pasada todo lo que cuentas sobre esta historia. y me parece una pasada también lo preparada, concienciada e ilusionada que te veo. disfruta mucho, bonita. por aquí te leemos

    Le gusta a 1 persona

  2. Genial como siempre, Irati. Sobre todo me ha encantado la reflexión y esos puntos que has recalcado. Son muy necesarios, mucha gente no los conoce.
    Eres una crac por compartir tu experiencia. Estoy segura de que muchísima gente te lo agradecerá, y que servirás de ayuda a muchos futuros usuarios.
    ¡ánimo, guapa, que en nada vuelves a le France!
    P.D: te recuerdo sutilmente que me tienes que informar de todo. Yo te interrogo, don’t worry 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s